Noticias
PUCE Santo Domingo

Edición número 42 del Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística

Para que todo sea, de Francisco Jiménez Carretero (Albacete, España) gana el XLII Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística.

La obra Night of Taking Flesh, de John F. Deane (Dublín, Irlanda) se ha hecho acreedora de una Mención de Honor por los miembros del Jurado.

La proclamación de la obra ganadora ha tenido lugar en acto público desarrollado en el Aula Magna de la Universidad Pontificia de Salamanca, este viernes 16 de diciembre, a las 18h de España.

Con el poemario Para que todo sea, el albaceteño Francisco Jiménez Carretero ha obtenido el XLII Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística, con una dotación de 7.000 €, la edición de la obra y una medalla conmemorativa. La obra ha sido seleccionada de entre 232 poemarios procedentes de 27 países.

 En Para que todo sea el poeta nos acerca “un cielo vivido a golpe de sufrimiento como nos revela en este cuarteto lira: No me importa si el cielo, / alguna vez, se viste de tormenta, / Dios allí se aposenta /y yo hacia allí procuraré mi vuelo”. La obra aparece dividida en cuatro secciones que discurren formando una unidad de tono y actitud. En la primera, el poeta glosa motivos de la poesía mística clásica, dándoles un nuevo fulgor, todos ellos transmiten la experiencia interior hecha encarnación vital y lucidez consciente sobre el trasfondo del tiempo, a veces presidido por cierto matiz melancólico y crepuscular pleno, no obstante de una ilusionada expectativa de un cielo cada vez más cercano, en el que Dios aguarda: “Porque Dios está, ahí, / en la presteza de un abrazo / que explosiona de amor cuando el silencio grita / y en el nacer sencillo de las horas /…/ Mi casa se ha encendido de repente / con la luz que proclama su mirada, / porque Dios es / y está aquí para que todo sea”.

El acto estaba presidido por el Gran Canciller de la Universidad Pontificia de Salamanca, y Obispo de Ciudad Rodrigo-Salamanca, el Rvdmo. Mons. José Luis Retana Gozalo, y la Excma. Dra. Dª Mirian de las Mercedes Cortés Diéguez anfitriones, un año más, de este Premio Mundial de Poesía Mística. Mons. Retana afirmó en sus palabras de bienvenida, como “en el corazón de la poesía auténtica siempre hay sabor de eternidad”, y concretamente, sobre la poesía mística afirmó que “es personificación, rostro, de un alma unida a lo divino”.

El Presidente de la Fundación Fernando Rielo, P. Luís Casasús Latorre en su Mensaje, dirigido a todos los asistentes calificaba la poesía mística como un don. Recogiendo unas palabras del Papa Francisco afirmaba que «El arte, además de ser testigo creíble de la belleza de lo creado, es instrumento de evangelización, pues el artista es testigo de lo invisible». El poeta místico es, en este sentido, un artista que pone al servicio del ser humano su fe y su amor con la intención de transformar la cotidianidad en perennidad transcendente.

Más adelante recordaba unas palabras del poeta místico y Fundador del Premio, Fernando Rielo, en el acto de proclamación del XIX Premio Mundial de Poesía Mística, unas palabras que aunque pronunciadas en 1999, podemos considerarlas de plenamente actuales: «Hoy más que nunca nuestra sociedad tiene necesidad del poeta místico: ese alguien que sabe elevar su experiencia de Dios a arte. No debe pasar desapercibido este hecho a aquel que se sabe cristiano, o judío, o musulmán, o budista, o, simplemente, religioso de cualquier religión. El teólogo católico, Karl Rahner, vaticinaba que el cristiano del futuro o será un ‘místico’ o no podrá ser cristiano. Porque la espiritualidad del futuro no se apoyará en convicciones o en ambientes religiosos generalizados, sino en la experiencia de Dios y en la decisión personal.»

Para concluir, el Presidente del Premio recordaba las palabras de nuestro Premio Nobel, Vicente Aleixandre, “Sí, poeta: el amor y el dolor son tu reino”. “Quien desea ser un buen poeta” -seguía afirmando-, y sobre todo poeta místico, debe tener en cuenta el dolor del amor. No hace mucho tiempo, el papa Francisco afirmaba que «Al mundo de hoy le falta llorar, lloran los marginados, lloran los que son dejados de lado, lloran los despreciados, pero aquellos que llevamos una vida más o menos sin necesidades no sabemos llorar». El verdadero amor es don conquistado por las lágrimas; por eso, sentencia Fernando Rielo: «No hay lágrima de la que Dios / no guarde preciosa memoria. // Toda lágrima es un universo».

Los otros finalistas fueron

José Acosta (Nueva York, EEUU), Edgardo Iván Alarcón Romero (Curicó, Chile), Antonio Bocanegra Padilla (San Fernando, Cádiz, España), Antonio Díaz Tortajada (Valencia, España), María Nieves Díez Taboada (Madrid, España), Carlos González García  (Fresnedillas de la Oliva, Madrid, España), Adela Guerrero Collazos (Cali, Colombia), Jesús Antonio Loya González (Chihuahua, México) y Jesús Martínez García, Jesús (Zaragoza, España)

 El Jurado estuvo conformado por D. Luís Casasús Latorre, Presidente de la Fundación y del Jurado; el Dr. Enrique Baena Peña, profesor de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada de la Univ. de Málaga, el Dr. Tomás Albadalejo Mayordomo, también profesor de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada, de la Universidad Autónoma de Madrid; D. David Gregory Murray, Crítico literario y el Dr. D. José Mª López Sevillano, Secretario Permanente del Premio.

La presente edición del Premio ha contado con un amplio Comité de Honor conformado por el Emmo. y Rvdmo. Sr. D. Carlos Osoro Sierra, Cardenal Arzobispo de Madrid, Excmo. y Rvdmo. Mons. José Luis Retana Gozalo, Obispo de Salamanca y Ciudad Rodrigo, Gran Canciller de la Universidad Pontificia de Salamanca; Excmo. y Rvdmo. Mons. Jesús Pulido Arriero, Obispo de Coria-Cáceres y Vice Gran Canciller de la Universidad Pontificia de Salamanca; Excmo. Sr. D. Luis María Anson Oliart, Miembro de la Real Academia Española; Excma. Dra. Dª Aurora Egido Martínez, Secretaria de la Real Academia Española; Excmo. Dr. D. Darío Villanueva Prieto, Miembro de la Real Academia Española; Excmo. Dr. D. Luis Alberto de Cuenca, Miembro de la Real Academia de la Historia y poeta; Excma. Dra. Dª Mirian de las Mercedes Cortés Diéguez, Rectora Magnífica de la Universidad Pontificia de Salamanca; Excmo. Dr. D. Enrique Sanz  Giménez-Rico, Rector Magnífico de la Universidad Pontificia Comillas; Excmo. Dr. D. Daniel Sada Castaño, Rector Magnífico de la Universidad Francisco de Vitoria; Excmo. Dr. D. Emilio Lora-Tamayo D’ Ocón, Rector Magnífico de la Universidad Camilo José Cela; Excmo. Dr. D. Javier Prades López, Rector Magnífico de la Universidad Eclesiástica San Dámaso; Excmo. Dr. D. Rafael Rodríguez-Ponga y Salamanca, Rector Magnífico de la Universidad Abat Oliba CEU; Excma. Dra. Dª. Rosario Sáez Yuguero, Rectora Magnífica de la Universidad Católica de Ávila; Excmo. Sr. D. Juan Van-Halen Acedo, Poeta y Presidente de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles; Excmo. Sr. D. Ramón Pernas López, Escritor. Miembro de la Academia Pontificia Auriense-Mindoniense de San Rosendo; Excmo. Dr. D. Santiago Acosta Aide, Rector Canciller de la Universidad Técnica Particular de Loja (Ecuador); Excmo. Dr. D. Jesús Muñoz Diez, Pro Rector de la Universidad Pontificia de Ecuador Sede Ibarra; Excma. Dra. Dª Luján González Portela, Pro Rectora de la Universidad Pontificia de Ecuador Sede Santo Domingo; Ilmo. Dr. D. Bruno Rosario Candelier, Director de la Academia Dominicana de la Lengua; Ilma. Dra. Dª Ruth Fine, Presidenta de la Asociación Internacional de Hispanistas; Ilmo. Dr. D. Gabriele Morelli, Presidente de la Asociación de hispanistas italianos, Premio Ñ 2022 otorgado por el Instituto Cervantes; Ilmo. Dr. D. Jaime Siles Ruiz, poeta, Catedrático de la Universidad de Valencia; Ilmo. Dr. D. Andrés Sánchez Robayna, poeta,  Catedrático de la Universidad de La Laguna; Dr. D. Carmelo Guillén Acosta, poeta. Director de la colección Adonais de Poesía; Dr. D. Jerzy Nawojowski, OCD, Director del Centro Internacional Teresiano Sanjuanista; Sr. D. Carlos Aganzo, escritor, Subdirector de la Fundación Vocento

Esta XLII edición, es la primera ocasión en la que el Acto del Fallo vuelve a realizarse de forma presencial, tras dos años en los que el acto de proclamación fue on-line debido a la pandemia. Y el lugar de celebración ha vuelto a ser el Aula Magna de la Universidad Pontificia de Salamanca, sede que ya acogiera el fallo de la última edición presencial. En esta ocasión, el acto ha podido ser seguido desde todo el mundo a través de un canal de YouTube, lo que ha facilitado la asistencia de numerosas personas de diferentes países.

Por último, el carácter ecuménico del premio ha hecho que lo hayan obtenido poetas de distintas confesiones religiosas, demostrando la capacidad de la poesía mística para unir a las culturas y a las religiones.

Breves notas biográficas de Francisco Jiménez Carretero

 Francisco Jiménez Carretero Nacido en Barrax (Albacete), es Maestro de Enseñanza Primaria y Licenciado en Humanidades por la Universidad de Castilla-La Mancha. Forma parte del grupo literario Alcandora. Su poesía figura en diversas antologías del género.

Tiene publicados numerosos poemarios, muchos de ellos fueron premiados en distintos certámenes poéticos, entre ellos: Con la Tierra de por medio (Col. Cervantino), Veinte Oraciones de Amor y una Canción de Esperanza, Aún se forjan navajas…, Plaquette: El Lenguaje del acero, Más allá del instante, Cuántas veces seremos el Otoño, galardonado con el I Premio Elías López Roldán; Espacio interior, XVIII Premio Aurelio Guirao de Cieza (Murcia), y Y no te vi, Señor, y estabas, Finalista del XXXVI Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística, o Las horas sin dueño, Premio Internacional Alcap de Poesía, en prensa.

Además de los citados premios, Jiménez Carretero ha recibido numerosos premios poéticos por toda la geografía española.

 Es Gran Comendador de la Orden Literaria FRANCISCO DE QUEVEDO de Infantes (Ciudad Real). Cuervera de Oro de Barrax. Cuchillero Mayor del Año 2014 Albacete. Albacetense distinguido 2011 por la Peña de Albacete en Madrid.

Fragmentos del poemario ganador Para que todo sea

 RESPLANDECIENTE AMOR

Tú estás en mí, Señor, invades mis silencios                           

y cubres de desvelo las noches derrotadas                                                  

con tu mirada siempre rebosante

de encendida ternura.

Porque Tú estás en mí advirtiéndome

de tantos falsos dioses que aspiran a embaucarme                                                ocultos en fingidos oropeles.

No sé bien qué apetencia me seduce

para soñar con la dulzura entera

de la esperanza erguida de tu cielo.

Oh Amor, Amor resplandeciente

que hacia la noche alada me conduce

por el camino que la brisa aroma

y siento en mi pecho tu amoroso esplendor                                      

que a mi ensueño procura

silencios íntimos.

Mi alma se yergue amante

hacia la alta colina donde en la brisa calma                                                                        

se esparce Dios y una cosecha

de blancos lirios

cubre la amanecida gozosa con su manto                                                                           

y hasta mi piel se asoma el tibio roce

del celeste rocío que tus labios alientan.

Oh Altísimo Tabor, serena cumbre

donde gestan su luz las alboradas.

Todo me lleva a Ti, cima de encumbramiento,                                                                   

y allí quiero perderme y renacer de nuevo,                                                             

amadamente ungido por tus manos.

CLARIDAD

Su claridad nunca es escurecida,

hermosa plenitud en resplandores

 y eterno manantial, alto de amores,

pues sé que toda luz de Él es venida.

 Señor, cómo agradezco que en mi vida

 te derrames igual que se derrama

el agua por la sed que mi alma clama.

Y mañana, si viene noche oscura,

 inúndame de luz esta andadura

con el nítido brillo de tu llama

COMPROMISO

Dios sostiene mi vida y aún la sube

 con la fuerza amorosa de sus manos,

 más allá de los límites cercanos

donde vuela indolente alguna nube.

Dios sostiene mi vida y es que tuve

mucha suerte de hallar por estos llanos

al mismísimo Dios en los hermanos

con los que estando siempre nunca estuve.

 Bien sé que me sostienes noche y día,

mi duda está en si yo te sostendría.

 Bastará que Tú digas que me quieres.

Signemos con amor el compromiso

y llévame contigo al paraíso

que quiero contemplar amaneceres.

Ganador del XLII Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística. 

Novena PUCESD 2022 Con la participación de profesores,...

Olimpiadas del Conocimiento PUCE Santo Domingo 2022 Del...

Café Innovador El 9 de diciembre de 2022,...

Contáctanos